Caras en el parque

Todo esta dispuesto, en el Parque de la Ciutadella de Barcelona, la muchedumbre observa con caras de tensión y de ansiedad, las pantallas gigantes puestas para la ocasión y el momento esperado por fin se produce, PuigDemont, presidente ee la generalitat pronuncia las palabras mágicas y declara la independencia y la creación de la República Caalana, para cuarenta y siete segundos después pedir su suspensión, en el Parque de la Ciutadella, la multitud allí concentrada, pasó de la euforia a la decepción y al desconcierto, en tan solo cuarenta y siete segundos, los expertos en burocracia parlamentaria, dicen que esa breve declaración de independencia no tiene validez, porque para tenerla debería haberse sometido a votación del Parlament, algo que no se hizo, en todo caso, la supuesta independencia entre su declaración y su suspensión, ha durado menos que un marques pasando la fregona, quizá si ha Puigemont le hubiese dado un ataque de tos, entre que declaro la República y la suspendiera, en vez de cuarenta y siete segundos, la independencia hubiera dudado un minuto y cuarenta y siete segundos, si se produce otra declaración de independencia, los independentistas tras su declaración, deberían irrumpir en el Parlament y provocar una guerra de globos de agua, antes de que el mensajero la suspenda y aunque de todas maneras, sea suspendida mas tarde que temprano, por el Govern de Catalunya o por el gobierno de España, las caras de alegría en el parque de la Ciutadella, en esta ocasión durarían un rato más.

 
icon for podpress  Standard Podcast: Play Now | Play in Popup | Download

Comments are closed.