Esclavos michelín

Dicen los chef con estrellas michelín, que tener a practicantes trabajando por la cara no es explotación laboral y que el de chef es un trabajo duro, como si eso tuviese algo que ver con no pagar a los aprendices que trabajan en sus restaurantes, en principio, escachar ajos y marinar filetes no parece un trabajo demasiado duro, para trabajo duro el de los que trabajan en la mina, los que van a la cosecha de la aceituna oi la vendimia, los que se levantan a las dos de la mañana para ir al mercado a cargar cajas con la materia prima, que los restauradores utilizan en sus locales o el de escribir comentarios para el podcast de Letal Age, pero también es justo reconocer, que tirarse mas de diez horas en una cocina a treinta y cinco grados, tampoco es como estar en la piscina, debajo de una sombrilla tomando daikiris, aunque los chef dueños de restaurantes de lujo, cuando salen de su cocina, se van a la piscina del club de campo o al jardín de su chalet, a beber cócteles, algo que los mineros, jornaleros y comentaristas de Letal Age, no nos podemos permitir, en todo caso, queda claro que si alguien quiere aprender un oficio ha de esforzarse un poco, pero una cosa es esforzarse para conseguir llegar a ser un buen cocinero y otra muy diferente, es estar dieciséis horas currando en una cocina a cambio del bocata o en el caso de la alta cocina, a cambio de un par e canapés de langosta con viruta de trufa rallada, es evidente que estos chef de alta alcurnia, no son más que una pandilla de listos, que cobran cien euros y eso tirando por lo bajo, por un plato de comida pretenciosa y elitista, que se valen de su reputación y prestigio, pare tener un ejército de becarios currando para ellos por la cara, no por casualidad, Joan Rosell el presidente de los esclavistas españoles del círculo de empresarios, salio el cruce para apoyar a estos superchef explotadores, sabemos que al gran empresariado, esto de la explotación laboral les encanta, un empresario exprimiendo trabajadores, es como niño jugando a los videojuegos, nunca tienen suficiente y siempre quieren mas, ya se puede ver a Joan Rosell, cenando en uno de estos restaurantes con estrella michelín, babeando encima del plato, pero no por la comida, sino por observar a todos esos becarios trabajado gratis.

 
icon for podpress  Standard Podcast: Play Now | Play in Popup | Download

Comments are closed.