La Flor-entimo de Zidane

Mucho se está hablando en la prensa deportiva de la “flor” de Zidane, en referencia a los partidos que el Madrid está ganando o empatando últimamente en tiempo de descuento y en un tono un poco más irónico, por los títulos que el Madrid ha ganado sin jugar un pimiento. Pero la “flor” que ha Zidane le está dando más resultados no es precisamente esa “flor” metafórica que supuestamente tiene con lo que ocurre dentro del campo, sino la otra “flor” no tan metafórica, que no es otra que su presidente Flor-entino, que fuera del campo de juego se está moviendo mejor que cualquiera de sus jugadores dentro del mismo, consiguiendo meter más goles en los despachos que en una tanda de penaltis, dejando todo atado y bien atado, para que todo el espectro madridista pueda presumir de títulos y trofeos tanto colectivos como individuales, unas prácticas que no son exclusivas de Flo-rentino y que otros presidentes del Madrid han utilizado en el pasado, pero que Flo-rentino ha elevado a la categoría de arte, superando todas la expectativas, logrando en un solo año, que al Madrid le tocaran en liga de campeones, rivales a la carta que le allanasen el camino a la final, que el TAS, en una decisión sin precedentes, le rebajara la sanción al Madrid permitiéndole fichar jugadores el próximo verano (algo que con el Barça no ocurrió) consiguiendo para su pupilo Cristiano Penaldo otro balón de Oro, con los incuestionables méritos individuales de haberle metido tres goles al Wolfsburgo (uno de los equipos temibles a los que el Madrid se enfrentó en liga de campeones) y gesticular en la banda durante la final de la Eurocopa con Portugal, unos méritos que en términos normales no le hubiese llegado ni para ganar el balón de playa y como broche de oro la Flo-rentino de Zidane ha conseguido para final del mundial de clubes unos arbitrajes, que ya le hubiese gustado tener al propio Santiago Bernabeu y con los que Franco ni siquiera hubiese soñado. La “flor” de Zidane está podrida, pero claro, como pasara con Argentina en el mundial 78′, o con otras conquistas del Madrid en el pasado, la prensa oficial se encargará de que solo se hable de los títulos conseguidos, sin cuestionar, salvo excepciones, el origen de estos triunfos, ni de que manera se han logrado, echando tierra por encima sobre cualquier manto de sospecha que puedan enturbiar y poner en duda estos logros, tratando de conspiraoniocos a los que pensamos que todo estaba amañado, porque sin pruebas no hay trampa ¿verdad? de so se trata, de que nadie pueda probar lo que es más que evidente, porque tanto en política como en este caso en el fútbol, si la historia la escriben los que ganan o en esta ocasión sus promotores, es que entonces hay otra historia, que muchos sabemos que está ahí, pero que por el momento, no resulta imposible comprobarla.

 
icon for podpress  Standard Podcast: Play Now | Play in Popup | Download

Comments are closed.